Mi familia de cinco

putas y sexo legalizacion prostitución

Conocí a otras chicas prostitutas como ella y por eso entendí de cerca este mundo. Pero en Suecia para entonces ya se había aprobado la ley que abolía la prostitución Antes se había dicho que la prostitución era la prostituta y punto. Pero a partir de la prostituta dejó de existir como categoría en la sociedad sueca.

Desde entonces, la prostitución se enfocó en quien estaba invisible: Entonces me metí de lleno a averiguar el tema. Que en la prostitución hay una desigualdad del deseo. Cuando se dice que ella elige, es que ella elige el dinero, pero no hubiera elegido a ese hombre si no fuera por eso.

La ley se dio en un momento en que Suecia no tenía una industria de sexo fuerte y organizada. Antes de la ley había uno de cada ocho suecos que compraban sexo y ahora hay uno de cada En Suecia, la prostituta no es criminalizada.

Pero si le pasa algo, por ejemplo, si el cliente es violento o no quiere pagar, ella lo puede denunciar, pero él a ella no. Entonces, en esa transacción que es tan desigual, ella tiene una pequeña ventaja ante la ley. Bueno, es que justamente el sexo en la prostitución no es libre.

Desde el feminismo, el sexo existe para el placer de la mujer, no sólo para el hombre. Cuando dejamos estos roles es cuando podemos ser libres para disfrutar uno del otro. La gravedad de los síntomas del TEPT estaba fuertemente asociada a la cantidad y tipos de violencia física y sexual experimentados a lo largo de sus vidas.

Porque si realmente vamos a hacer del sexo un trabajo, entonces lo primero que habría que acabar es la discriminación laboral. Si vas a un café no puedes decir: Ahora, si la prostitución realmente fuera un trabajo, tendrías que desear un trabajador experimentado. Pero en este caso el cliente preferiría por encima de todo a una mujer joven y virgen.

Algo extraño, ya que si te van a hacer una cirugía, por ejemplo, no quisieras que te atendiera un médico que nunca haya operado. Cuando alguien te paga por sexo se establece una relación de poder, donde el cliente tiene siempre la razón. No estamos juzgando a las personas, estamos hablando del contrato en sí. Estamos hablando de un mundo que convive con la trata de personas y donde la industria es poderosa y rica.

Así era la rusa que conocí en Barcelona. Ella trataba de hacer llegar mujeres del Este de Europa para que se prostituyeran. Me acuerdo del día en que se encabronó tanto porque no dejaron pasar a estas mujeres en la frontera: Sí, él sigue siendo la cara oculta de la prostitución. Ese hombre que en el día trabaja, tiene familia y es muy respetuoso, muy correcto, pero los fines de semana se emborracha y compra sexo.

En Suecia fue muy interesante que, a partir de la ley, las cartas de las sanciones por comprar sexo llegaran a las casas. Al principio, de hecho, los hombres pedían a los policías que no enviaran esa carta a sus casas sino al trabajo, porque los avergonzaba y atemorizaba que sus familias se enteraran. En Holanda, por ejemplo, fue el Estado quien fundó el sindicato Hilo Rojo cuando iba preparando su legalización, así publicitó mejor la industria.

Les he podido hacer seguimiento y afirman tener miembros. Si soy dueña de mi cuerpo, también debo poder trabajar con él. Por tanto, cuando utilizo mi cuerpo para ganar dinero, mi cuerpo es, literalmente, mi negocio ". Yvette vive con su novio y compatibiliza sin dificultad sus trabajos como realizadora, actriz porno, portavoz sindical y prostituta. Nos hace un hueco en su apretada agenda un jueves a las 8 de la mañana. Debemos preparar las actividades del sindicato.

Quise también hacer pornografía para saciar mis propios deseos sexuales. El trabajo sexual es legal en Holanda desde el año Con su legalización, las prostitutas tienen derechos y deberes como el resto de trabajadores holandeses. Pagan impuestos y deben tener un seguro médico. La actividad laboral debe desarrollarse en clubes sexuales, escaparates, casas privadas y mediante agencias de escorts , pero nunca al aire libre. Se autoemplean, pagan sus impuestos y tienen que obtener una licencia antes de alquilar una 'ventana' para empezar a trabajar.

Si no hacen todo eso, no pueden trabajar. La policía los inspecciona seis veces al año para comprobar que no hay explotación ni abusos de menores en su interior. Y es muy importante que las trabajadoras sexuales tengamos una organización que nos represente. Aquí compartimos nuestras experiencias y vivencias para definir qué puede mejorar nuestra vida", explica.

Es un hecho que, sobre el papel, este colectivo tiene reconocidos los derechos y obligaciones laborales que rigen el mercado de trabajo en Holanda pero, en el día a día, se siguen dando situaciones discriminatorias. Queremos que no se despida a una mujer que en el pasado fue prostituta, algo que sigue ocurriendo, o que se deje de utilizar nuestro trabajo como arma arrojadiza cuando luchamos por la custodia de nuestros hijos ", exige Luhr.

Holanda presume de ser muy tolerante con sus leyes progresistas, pero la gente sigue siendo muy cerrada". My body, my business! Había también la posibilidad de asistir a seminarios en inglés, si el evento reunía suficientes participantes de habla no holandesa. Suecia, cuyo gobierno se autodenomina feminista, decidió hace unos años atajar la prostitución penalizando al cliente. Sin embargo, Yvette Luhr se opone totalmente a esta política, porque cree que va en contra de las trabajadoras sexuales.

No obstante, pese a la legalización de la prostitución en Holanda, el país nórdico sigue registrando casos de explotación sexual. Yvette se muestra en desacuerdo con el retraso de los 18 a los 21 años de la edad legal para trabajar como prostituta. Iniciar sesión para participar.

Putas y sexo legalizacion prostitución -

Yvette vive con su novio y compatibiliza sin dificultad sus trabajos como realizadora, actriz porno, portavoz sindical y prostituta. El trabajo sexual es legal en Holanda desde el año Es un negocio rentable para muchos. Una decisión avalada por sus compañeras de Hetaira, que es una organización que defiende los derechos de quienes 'ejercen el trabajo sexual por decisión propia'. Cuando se dice que ella elige, es que ella elige el dinero, pero no hubiera elegido a ese hombre si no fuera por eso. El sindicato de Inglaterra es peor. Entonces me metí de lleno a averiguar el tema. Respondan a todas las preguntas que tiene el artículo. No cabe duda, que del libre examen, se pasó al libertinaje. Tras estar varios años trabajando con víctimas de violación como arma de guerra en Bosnia putas y sexo legalizacion prostitución trabaja como psicoterapeuta con víctimas de trata y prostitución en Alemania por lo que conoce muy bien el día a día de las prostitutas. Lo fundó un proxeneta que se llama Douglas Fox, quien tiene abiertamente una agencia de escorts. Los puteros y los proxenetas son las capas superficiales de la cebolla.

Todo ello sería perfectamente legal. Cabría pensar también en derogar la regulación del art. No veo por qué no. El acoso sexual podría adoptar la forma de una ampliación del contrato laboral. En buena lógica las mujeres simplemente deberían contestar aceptando o declinando la oferta de empleo con amabilidad y agradecimiento.

No veo cómo podría producirse tal prodigio. En una legislación que considere el trabajo sexual un oficio no cabría reproche alguno. Las mujeres ocupan la mayoría del trabajo precario y en el que se exige menor capacitación.

No hace falta tener mucha fantasía para imaginar las ofertas de empleo que podrían florecer: En ese mundo posible es verdad que desaparecería el estigma. Pero solo porque su extensión a la totalidad haría que ya no hubiese mujeres desestigmatizadas. Siguiendo con esto, habría que derogar también toda regulación contra publicidad sexista. Sería completamente ridículo denunciar anuncios de limpiamuebles por reproducir estereotipos de género y al mismo tiempo permitir la publicidad de la prostitución legalizada.

Las distintas categorías de trabajo en la prostitución no tienen que ver con titulaciones académicas sino que son del tipo: La polémica sobre las azafatas de la Fórmula 1 quedaría resuelta: Imaginen ahora lo que produciría un mercado capitalista abierto.

Un mercado abierto y, por supuesto, en mayor expansión. Hoy, la alegalidad y la vinculación del negocio de la prostitución a actividades delictivas supone lo que los economistas llaman una barrera de entrada.

No cualquier persona tiene el cuajo suficiente para entrar en ese mundo. Los partidarios de la legalización imaginan pulcros espacios regulados con condiciones sanitarias óptimas y buenos salarios.

Que surgirían formas de negocio que hoy no podemos ni imaginar. Volviendo al Código Penal, el art. Las redes de trata deberían, en buena lógica, dejar de perseguirse. Solo puedo gritar alborozado: Sobre un total de También podrían acogerse con gran facilidad a los visados que se dan para los trabajos de temporada, en el equivalente putero de la vendimia.

Y los proxenetas, en realidad, estarían haciendo la misma labor que los negreros del S. Y, como los negreros, no estarían cometiendo ninguna ilegalidad. Las posibilidades son inacabables y requerirían un espacio y un estudio mucho mayor.

Mi modesta contribución solo trata de llamar la atención sobre algunas de las consecuencias posibles y difícilmente calculables de abrir la puerta a la lógica del mercado capitalista en el cuerpo femenino. Este podría amplificar, extender y normalizar cosas que hoy juzgaríamos como intolerables.

Las personas que defienden la legalización aducen que nadie querría llegar a tales límites. La cuestión es por qué la prostitución iba a estar a salvo del destino de salvaje precariedad que amenaza a todo el trabajo asalariado. Ni se contestan algunas cuestiones que sin duda se plantearían. Ya es primavera en el club de carretera. Como putero en ejercicio 30 años de afición me avalan y una relación de pareja con una trabajadora sexual desde hace casi tres te puedo decir sin lugar a dudas que realmente no tienes idea de lo que escribes.

Y si tu intención era la de parecer razonable y exponer razones justificadas has fracasado de medio a medio. Los detractores de dicho sistema, como la International Union of Sex Workers, recuerdan que criminalizar cualquier aspecto de este intercambio tiene consecuencias negativas, porque disuade a las prostitutas de denunciar las agresiones.

En opinión de la autora de ' The Pimping of Prostitution: Los datos presentados por Amnistía Internacional dan la razón a Mudde en lo que se refiere al apoyo de las trabajadoras, que suelen decantarse por la despenalización antes que por la legalización. Lo que piensa una prostituta de sus clientes, dicho con total sinceridad Héctor G. Barnés Aunque no es legal, miles de españoles siguen recurriendo a los servicios de las profesionales. Seguramente se lo pensarían dos veces si escuchasen estas palabras.

Lo que Valisce defiende, no obstante, es que estos mismos efectos también se producen en el caso de la despenalización. En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

Alma, Corazón, Vida Viajes. Valisce comenzó a prostituirse a mediados de los años ochenta. Barnés Contacta al autor. Tags Social Prostitución Opinión. Esta alemana doctora en Psicología lleva toda su carrera dedicada a la cuestión de la prostitución y con los traumas producidos por la violación.

Tras estar varios años trabajando con víctimas de violación como arma de guerra en Bosnia ahora trabaja como psicoterapeuta con víctimas de trata y prostitución en Alemania por lo que conoce muy bien el día a día de las prostitutas. Niega que la legalización haya tenido beneficios sino que la banalización del sexo y su mercantilización hasta el extremo ha llevado a las prostitutas a ser tratadas como si fueran ganado.

Relataba Ingeborg Kraus que una de estas cadenas de burdeles con esta oferta llegó a salir en la prensa cuando tras ser inaugurado en , 1. Pese a ser legal, los propios inspectores de Policía se sienten impotentes ante la situación que se vive. Manfred Paulus, inspector criminalista, trabajó durante muchos años en el campo de la prostitución. Ingeborg contaba que este agente afirmaba que Alemania se había convertido en El Dorado para los traficantes de personas, proxenetas y propietarios de burdeles.

La inmensa mayoría no son alemanas y llegan al país y no lo conocen como cualquier otro ciudadanos. Evitar la ley contra el proxenetismo no ha sido complicado. Simplemente se han convertido en empresarios hoteleros que alquilan habitaciones a las trabajadoras sexuales aunque en la realidad sigan estando coaccionadas. De un día para otro. Antes los clientes tenían por lo menos un poco de sentimiento de culpa. Y evidentemente la salud se resiente sobremanera. Esto afirma Sabine Constabel, trabajadora social que lleva 20 años trabajando con prostitutas en Stuttgart: Estas jóvenes llegan a Alemania y son sometidas a los deseos perversos de estos hombres compradores de sexo.

putas y sexo legalizacion prostitución

0 thoughts on “Putas y sexo legalizacion prostitución

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *